Aspectos Del Neuromarketing Que Deberías Conocer

OCHO ASPECTOS DEL NEUROMARKETING QUE DEBERÍAS CONOCER

Estamos dejando a las marcas acceder a nuestros pensamientos y sentimientos más íntimos

El neuromarketing nos demuestra la importancia del componente emocional para las marcas. Esta ciencia estudia los comportamientos de compra del consumidor e intenta crear emociones en nosotros para motivar esta acción. Pero esto no es sencillo. Meterse en la mente del consumidor se ha convertido en un objetivo para las marcas por lo que han surgido multitud de estudios al rededor del comportamiento humano ante los estímulos publicitarios y las emociones que generan en nosotros. Son muchos aspectos los que influyen en nuestra decisión de compra: Los colores, el diseño, la temperatura del local, la música, el ruido, los estímulos visuales… todo genera en nosotros reacciones. Las marcas juegan con todos estos elementos, los utiliza estratégicamente para llegar a ti. Y lo más impresionante de todo, es que tu no serás consciente de ello.

El neuromarketing está dominando el mundo de la publicidad, hasta tal punto que más del 80% de las 100 empresas más punteras del planeta lo usan. A continuación te mostramos 8 aspectos a tener en cuenta si eres profesional del neuromarketing:

  • La decisión: Tardamos 2,5 segundos en tomar una decisión de compra, pero unos 10 segundos antes nuestro subconsciente ya lo tenía claro, solo que no había llegado la información a nuestra conciencia. No solo eso, sino que se estima que el 85% de las decisiones que tomamos se realiza de manera subconsciente, por lo que sólo un 15% son decisiones realmente conscientes.
  • Las preferimos con curvas. Si observamos la naturaleza, la mayoría de elementos que la integran son curvilíneos. Los productos que imitan las formas de la naturaleza resultan mucho más atractivos y, por lo tanto, tienen más posibilidades de ser elegidos. Por otro lado, sabemos que “menos, es más”. La sencillez, las formas básicas conectan mejor con el cerebro. Por el contrario, el exceso de elementos generan frustración. ¿Te has preguntado alguna vez por qué la pelota es el producto más vendido del mundo? ¿Será porque es curvo y sencillo?
  • El miedo vende. El daño reversible, mejor, gracias. Está demostrado que al cerebro le gusta el peligro. Sentimos adrenalina cuando pensamos en hacer algo que “no debemos hacer”. Los parques de atracciones nos encantan. Nos atrae la idea de caer al vacío o de huir de un ataque “zombie”. Nos gustan las tentaciones. Sobre todo cuando nos las prohíben. La publicidad no hace oídos sordos a nuestro yo más temerario.
  • Un buen diseño lo es todo. El 42% de los compradores basan sus opiniones fijándose únicamente en el diseño general del sitio web que visitan. La belleza nos gusta, lo bonito nos atrae. La balanza se pone a favor de lo bello antes que de la calidad. La belleza es universal. Un 52% de usuarios no vuelven a un lugar por razones estéticas.
  • El narcisismo y el orgullo. Compramos nuestra propia imagen. La ropa que vamos a llevar, el coche que vamos a conducir, lo que comemos, los muebles de nuestra casa. Nuestros gustos, nuestro ocio… todo es el escaparate en el que vivimos. Todo lo que nos dé más poder y estatus, nos gusta. Compras un iPhone, compras prestigio. Cuando compras un complemento, compras algo que te hace más bello. Cuando compras una botella de alcohol, compras la oportunidad de aceptación en un grupo social. Cuando compras poder, compras todo aquello que engrandezca tu ego. La marca que tenga esto en cuenta, tiene a tu “yo” de su parte.
  • Completamos imágenes por gusto.  Si en un anuncio publicitario haces que el cerebro tenga que completar una imagen habrás conectado mucho mejor con el usuario y te recordará con mayor facilidad. Es un recurso creativo muy utilizado en publicidad. Si nos presentan una imagen incompleta, nuestra imaginación entra en juego y la acaba. Es más probable que el usuario se acuerde de tu marca.
  • Hombres y mujeres. No funcionan igual. Ambos géneros actúan de forma distinta por lo tanto la forma en que reciben los mensajes publicitarios y los codifican, es distinta también. Sienten y se emocionan de manera diferente. Mientras que las mujeres son mucho más receptivas a la conexión emocional de las campañas publicitarias, los hombres no necesitan el valor emocional para comprar un producto. Los hombres son mucho más fieles a las marcas, al contrario de las mujeres que prefieren invertir su tiempo en determinar qué producto o servicio es mejor. Los hombres buscan el poder y las mujeres, la seguridad. Otro aspecto curioso a tener en cuenta es que los hombres usan un promedio de 4000 palabras al día frente a las 14000 de las mujeres. Y no podemos olvidar que en las familias, quien tiene la decisión de compra, por lo general es la mujer.
  • El buen humor de nuestro celebro. Se ha demostrado que cuando el cerebro se relaja nuestro sistema emocional se vuelve más receptivo y conectamos mejor con el mensaje. Por este motivo, las campañas que incluyen sentido del humor, obtienen mejores resultados. Incluidos los chistes malos.

Las marcas que tengan todos estos aspectos en cuenta, tendrán más posibilidades de éxito en sus campañas publicitarias. Recuerda: ¡El neuromarketing está en todas partes!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Neurolab
• CONTACTA CON NOSOTROS • +34 91 495 29 69